Purgar. Antiguamente nuestros abuelos utilizaban plantas medicinales que ejercían un efecto sobre el hígado y el posterior drenaje de bilis al intestino; con ello garantizaban unas evacuaciones diarreicas y se consideraba que los pacientes quedaban desparasitados. Este concepto ha sido reevaluado, partiendo del principio de que los parásitos no necesariamente se eliminan por este mecanismo. Las purgas y los ayunos con frutas son muy interesantes para limpiar nuestros órganos emuntoriales como el hígado, el colon y los riñones, pero no deben ser la opción para la desparasitación completa.

Desintoxicar. La ciencia de la medicina biológica ha creado productos naturales como el cardo mariano, alcachofa, diente de león, cúrcuma, entre otras, que milenariamente han sido utilizadas por nuestros antepasados, para drenar toxinas de los órganos anteriormente descritos sin producir diarrea. Cuando usted se desintoxica puede perder hasta 2 kilos de toxicidad acumulada.

Desparasitar. Es el mecanismo por el cual se busca eliminar parásitos que están acumulados en nuestro cuerpo. Esto se logra con medicamentos convencionales o productos naturales, como el ruibarbo, el teucrium, entre otros, que ejercen una acción sobre el parasito para que este sea eliminado sin necesidad de producir diarrea y pueda ser arrastrado por la materia fecal al exterior.

Los habitantes de las zonas rurales son más susceptibles de padecer parásitos, sin embargo, encontramos que los citadinos cuando no tienen una buena higiene en el lavado de sus manos o consumen alimentos fuera de su casa sin cono- cer su manipulación, pueden sufrir de parasitosis y requerir tratamiento. Es importante que cuando todos en casa se sometan a este tratamiento, también tengan en cuenta a las mascotas. Si se realiza este procedimiento dos veces al año, será suficiente.

Entonces cuál hacer?

Se pueden hacer los tres procedimientos al mismo tiempo. La sugerencia es que primero se purgue, lo puede hacer con papaya y uvas negras, abundante agua durante todo un día; segundo, desparasítese con productos naturales que ejerzan un poder eliminador del parásito; y tercero, desintoxíquese con un kit homeopático que contenga nux vomica y berberis en gotas, utilizando 20 gotas respectivamente, en un vaso con agua dos veces al día. Puede realizar este tratamiento durante un mes.

Contribuye para Artemisa: Dr. Oscar David Hurtado Alzate

Médico y Máster en nutrición.