Los probióticos benefician la salud de los niños.

Los alimentos ricos en probióticos (compuestos con microorganismos vivos) aportan múltiples beneficios para la salud infantil, estimulan el sistema inmunológico y aumentan las defensas.

La administración adecuada de estos alimentos logrará mantener el equilibrio en la flora intestinal, promoviendo una correcta digestión y protegiendo a los niños de posibles infecciones y enfermedades.

Existen diferentes tipos de probióticos, los más utilizados son los lactobacilos y las bifidobacterias, a las cuales se les atribuyen los siguientes beneficios:

– Estimulan el sistema inmune actuando sobre las defensas y la salud general de los niños.
– Disminuyen los cuadros de diarrea asociados al rotavirus.
– Ayudan a disminuir el riesgo de padecer alergias e infecciones intestinales y a prevenir la diarrea asociada al uso de antibióticos, mejorando el tránsito intestinal y disminuyendo la constipación.

En el mercado se pueden encontrar alimentos con probióticos indicados para niños y una excelente opción al alcance de todos, VITA BIOSA PROBIÓTICO, con sabor a naranja y fresa. Asegurando su ingesta en las primeras etapas de la infancia, contribuye al equilibrio de la flora intestinal, mejora el proceso de formación y ejerce importantes efectos en la salud del niño y su calidad de vida.

Tenga en cuenta que un comienzo sano, es la clave para tener un futuro saludable.