La gastritis, más común de lo que parece

Dr. Felipe Alejandro Lora L. MD Medicina Biológica

 

La gastritis es un trastorno que lo padece cerca del 70% de los colombianos y se caracteriza por la inflamación, irritación y enrojecimiento de la mucosa que reviste el estómago.

Puede ser aguda (de inicio repentino, manifestación rápida, asociada a una causa evidente y de corta duración) o crónica (se presenta gradualmente y persiste durante un tiempo prolongado).

Por lo general la gastritis se manifiesta con los siguientes síntomas: acidez o ardor en la boca del estómago, sensación de quemazón, reflujo o “agrieras” que se sube por el pecho, cierta pérdida de apetito, náuseas y a veces vómitos. En ocasiones se asocia a síntomas de mala digestión, con presencia de gases intestinales, eructos, distensión abdominal y mal sabor en la boca.

Las causas de gastritis son:

– Consumo de comidas irritantes, muy condimentadas y abundantes.
– Consumo excesivo de grasas.
– Ingesta descontrolada de cafeína (tinto, te, gaseosas).
– La nicotina del tabaco.
– Intoxicaciones de origen alimenticio.
– Abuso en el consumo de alcohol.
– Ritmo de vida acelerado y el estrés diario.
– La infección causada por la bacteria Helycobapter Pylori.
– Consumo de aspirina y otros medicamentos (antiinflamatorios, antirreumáticos, entre otros).
– Algunas infecciones virales.
– Ingesta de sustancias corrosivas y cáusticas (soda cáustica, amoníaco, hipoclorito, etc).
– El no tratar oportunamente la gastritis puede producir consecuencias como hemorragia digestiva, formación de úlcera y riesgo de cáncer.

Tips para prevenirla:

– Tomar agua (6 – 8 vasos al día) en vez de bebidas gaseosas, café, o jugos cítricos.
– No saltarse los horarios de las comidas.
– Evitar tomar analgésicos y antiinflamatorios en exceso.
– No comer alimentos grasosos, condimentos, ni picantes.
– Tratar de controlar el estrés y la ansiedad.
– Consumir frutas de preferencia con cáscara, la manzana, duraznos, entre otras y reducir las frutas ácidas.
– Consumir con regularidad verduras y legumbres.
– Aumentar el consumo de fibra.
– Evitar el consumo de cigarrillo y bebidas alcohólicas.
– Evitar ingerir comida o bebidas demasiado calientes.

Existen plantas medicinales que pueden aliviar y curar la gastritis. La caléndula, el aloe vera y la alfalfa poseen una acción antiinflamatoria sobre la mucosa gástrica. La manzanilla, la manzana y el regaliz tienen propiedades antiácidas. La sangre de drago tiene un efecto antiséptico, cicatrizante y reparador de la mucosa del estómago. Así mismo, y aunque parezca raro, el zumo de limón y el vinagre de manzana, ambas sustancias ácidas, cambian sus propiedades dentro del tubo digestivo y contribuyen a neutralizar la acidez estomacal.


Revista Artemisa No. 7