Dormir bien permite a nuestro organismo recuperar la energía necesaria para mantener la piel y los tejidos sanos, reflejando así un aspecto físico más saludable.

Según investigadores del Karolinska Institute en Estocolmo, Suecia, en horas de tarde es cuando la piel empieza a regenerarse, y en la noche es cuando las células alcanzan el punto máximo de actividad, es entonces cuando debemos aprovechar para ayudar a nuestra piel en su regeneración celular.

El mejor momento para aplicarnos una crema de noche nutritiva es media hora antes de irnos a dormir. Los principios activos que ésta posee ayudarán a nuestro rostro y cuello a desprenderse de las células muertas y a retener el agua imprescindible para mantener una piel tersa. Las sustancias principalmente utilizadas en los cosméticos son las vitaminas A y E, la glicerina, miel, aloe vera y lípidos extraídos de plantas.

 

¿Cómo mejorar nuestro dormir?

 

  1. Acostarse en lo posible a la misma hora todos los días, ojalá máximo 10:30 pm, incluso los fines de semana.

 

  1. Procura que la habitación, sea un lugar cómodo: ventilado, oscuro o con luz tenue y sin ruidos molestos.

 

  1. Apagar y desconectar todos los equipos electrónicos que puedan interferir en tu sueño: televisión, celulares, computadores, entre otros.

 

  1. Elige una almohada, colchón, pijamas y ropa cómoda y adecuada. Sí compartes la cama, asegúrate de que exista suficiente espacio para los dos y evita compartir la cama con niños y mascotas.

 

  1. Es recomendable contar con una rutina relajante antes de ir a la cama: una ducha, leer un libro, escuchar música suave, entre otras actividades de descanso.

 

  1. Consume a la hora de la cena alimentos ligeros, al menos tres horas antes de ir a dormir. En lo posible, evita el alcohol, el tabaco y la cafeína.

 

  1. Elabora una rutina de ejercicios físicos porque liberando energías, descansará mejor nuestro cuerpo durante la noche.

Contribuye para Artemisa:

Catalina Cruz Cuéllar – Periodista Universidad Autónoma de Occidente.